Tips para comprar zapatos de tacón

Las mujeres tenemos una relación de amor-odio con los tacones. Nos encanta como nos favorecen, pero cada vez que nos ponemos unos, tememos que la velada se acabe convirtiendo en una tortura por culpa del dolor que nos producen. Por lo tanto, elegir unos buenos zapatos de tacón es fundamental. ¿Quieres saber cómo puedes conseguirlo? ¡Entonces, sigue leyendo!

Sé realista. A la hora de comprar zapatos de tacón, debes conocerte a ti misma y ser realista. Puede que hayas visto unos zapatos con un tacón abismal que son absolutamente impresionantes, pero si no estás acostumbrada a llevar tacones y no te sientes demasiado cómoda con ellos, entonces no son una buena idea. Por lo tanto, examina la relación que tienes con los tacones antes de decidirte por un modelo en particular. Si eres una mujer que suele andar con tacones y que se siente cómoda llevando unos tacones altos, puedes asumir ciertos riesgos. Sin embargo, si solo llevas tacones en las ocasiones especiales y no tienes demasiada práctica con ellos, entonces unos tacones más bajos y anchos sean una mejor opción para ti. No te arriesgues a sufrir un auténtico infierno cuando hay modelos más bajos y estables que son igualmente magníficos. Por lo tanto, sé consciente de tus limitaciones y escoge un tipo de tacón con el que te vayas a sentir realmente a gusto.

Elije modelos que tengan un refuerzo en la zona de la puntera para un confort extra. Cuando llevas tacones, el peso de tu cuerpo, en vez de repartirse por todo el pie, suele ser soportado casi en exclusiva por la parte delantera de tu pie. Esto provocará que, con el paso del tiempo, esa zona de tus pies te acabe doliendo, por lo que aquellos zapatos que tienen un refuerzo extra en esta zona son especialmente cómodos. Escoge modelos que tengan una suela reforzada o almohadillada en esta zona para que tu pie tenga una ayuda extra a la hora de soportar el peso. Te aseguro que notarás la diferencia enseguida.

Fíjate en el talón. Los zapatos de tacón aumentan nuestra altura, como es obvio, lo que también puede provocar que nos desestabilicemos al caminar. Esto es especialmente cierto en el caso de los tacones estrechos, dado que su reducido tamaño no nos puede proporcionar el apoyo que sí nos dan tacones más gruesos. Por lo tanto, a la hora de elegir zapatos de tacón, te recomiendo que te fijes en el talón del modelo. Un talón reforzado suele aportarnos una mayor estabilidad y disminuye las posibilidades de que nos hagamos daño como consecuencia de la falta de equilibrio. Así pues, si puedes escoger un modelo que tenga un refuerzo en el talón, hazlo, pues te proporcionará muchas ventajas.

Ten cuidado con las sandalias de tacón. Las sandalias suelen ser una de las protagonistas del verano, pero ten mucho cuidado con ellas. En verano, los pies suelen sudar mucho y, cuando llevas zapatos de tacón que no están cerrados, corres el riesgo de que tu pie se escurra hacia delante, pierdas el equilibrio y te hagas mucho daño. Por lo tanto, antes de lucir unas sandalias de tacón, asegúrate de que su suela está preparada para esta contingencia. En caso de que tengas alguna duda, elige otro modelo o hazte con una plantilla que prevenga esta posibilidad. En cualquier caso, vela por tu seguridad y ten mucho cuidado con las sandalias de tacón que elijes.

Elegir unos buenos zapatos de tacón puede ser complicado pero tu seguridad y tu comodidad siempre debe ser tu primera preocupación. Con un poco de paciencia, seguro que encontrarás tu diseño ideal. ¡Ten en cuenta estos consejos y luce unos tacones perfectos!

Deja un comentario